Palabras clave

sábado, 19 de mayo de 2018

RECOMENDACIONES PARA VÓMITO, SÍNDROME EMÉTICO, E INTOLERANCIA A LA VÍA ORAL EN NIÑOS

El vómito, es un signo que se producen cuando contracciones muy fuertes en el estómago forza una gran parte del contenido del mismo a devolverse a subir por el esófago y a salir por la boca o la nariz. Las causas son muy diversas pero generalmente (en niños) señalan un proceso infeccioso o una enfermedad gástrica o gastrointestinal, puede ser grave cuando se presentan vómitos que no mejoren. Las causas pueden ir desde fiebre, gripes, amigdalitis, otitis, infecciones urinarias, neumonías, meningitis u otros. Otras causas son la gastritis, trastornos del azúcar, metabólicas o autoinmunes, traumas cerebrales o craneanos, migrañas o dolores de cabeza. De las más frecuentes son las infecciones gastrointestinales tipo gastroenteritis o diarrea. Siempre que se presente con dolor abdominal o dolor de cabeza es mejor consultar. 

RECOMENDACIONES EN CASO DE VÓMITOS (NIÑOS)
- Muchas veces estos síntomas están acompañados o preceden una diarrea, recuerde que la diarrea tiene una evolución natural y que no existen medicamentos "mágicos" para erradicarla de forma inmediata, debe hidratar al niño como primera medida y la más importante, tenga en cuenta que tantos vómitos pueden precipitar la deshidratación. 
- Si su hijo no tiene apetito durante un episodio diarreico no lo presione para alimentarse, prefiera la hidratación son Suero de Rehidratación Oral (SRO) que también tiene sales y azucares necesarios para el sostenimiento. 
- No dar té de hierbas para aliviar el malestar. No automedicar.  No dar antibióticos. 
- Espere de 1 a 2 días siguiendo las recomendaciones anotadas a obtener mejorías, en caso de no tener mejoría o notar algún signo de alarma prefiera consultar a su médico. 

PROBAR LA VÍA ORAL DEL NIÑO EN CASA 
- La prueba de tolerancia a la vía oral consiste en administrar líquidos orales y evaluar si los tolera, es decir, si no los vomita. Los pediatras indicamos la prueba de tolerancia a la vía oral a niños que presentan deshidratación leve. 
- Antes de iniciar la prueba espere un ayuno total de 1 hora sin ingestión de sólidos ni líquidos, luego realice la prueba que consta en el suministro de 5ml (una cucharita del tamaño de las de té) con agua mineral o sales de rehidratación cada 5 minutos (ni antes ni después) durante 1(una) hora. Esto nos da 12 (doce) cucharitas en 60 minutos y se valora la presencia de vómitos a pesar del bajo volúmen administrado.
- A los menores de 6 meses que se alimentan exclusivamente de leche materna, ofrecerla con más frecuencia durante la deshidratación. Si no recibe el pecho pruebe con Suero de Rehidratación Oral. 
- La presencia de vómitos durante esta Prueba de tolerancia a la vía oral puede ser indicativo de necesidad de internación del niño para rehidratarlo con sonda o endovenosa. Considere que si la prueba de tolerancia a líquidos orales ha fracaso el niño debe ser llevado al servicio de urgencias, SI EL NIÑO NO TOLERA LA VÍA ORAL ES UN SIGNOS DE ALARMA Y DEBE SER LLEVADO A URGENCIAS. 
- Si estás dando el pecho, continúa haciéndolo. 

ALIMENTACIÓN: DIETA ASTRINGENTE PARA NIÑOS Y ADULTOS
NO CONSUMIR
-        No consuma alimentos altamente azucarados: no panela no azúcar, no gelatinas con sabor, bebidas azucaradas como Gatorada e hidratantes reportivos ni energizantes, no jugos de caja, no gaseosas.
-        No alimentos condimentados
-        No comida de paquete o dulces
-        No jugos ácidos, no fritos, no embutidos, no huevo
-        No alimentos altos en grasas: fritos, embutidos, mantequilla, natas, frituras o paquetes.
-        No consuma verduras o carnes crudas
-        No consuma lácteos: Leche, quesos, yougurts, y otros. 
-        No consuma chocolates 
-        No consuma cítricos: Jugos de naranja, mandarina o limón o similares.
CONSUMIR
-     Suero de Rehidaratación Oral  (SRO) pedialite o hidraplus o enterolite de 60s con Zinc u otras marcas.
-        Agua aromática sin azúcar
-        Caldo de carne o pollo sin piel bajos en grasa y sales. Pescado cocido. 
-        Pasta o Arroz blanco, puré de papa o papa sin mantequilla o mayonesa, yuca cocida. 
-        Carne magra molida.  Jamón cocido sin grasa. 
-        Galletas de soda, pan tostado.
-        Jugos: de Guayaba, Manzana, Pera, Durazno en agua sin azucar preferiblemente con cáscara. 
-        Pechuga de pollo sin piel.
-      Coma algunos alimentos ricos en potasio, como plátanos (bananos), patatas (papas) sin cáscara y jugos de fruta.
-        Zanahoria cocida.

MÉTODOS DE HIDRATACIÓN EN CASA
-   Administre líquidos: Administre 10ml de líquido por cada 1kg del niño, por cada deposición que haga. En menor de 2 años: 50 a 100 ml después de cada deposición acuosa (1/4 a ½ taza) y en mayor de 2 años: 100 a 200 ml después de cada deposición acuosa (1/2 a 1 taza). Si el niño vomita, esperar 10 minutos y después continuar dándole líquidos, pero más lentamente.
-   Consuma comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de 3 comidas grandes. Las comidas también son ricas en agua y sales necesarias. 
-      Prepare su propio SRO en casa en caso que no contar con acceso al mismo: Preparar en el domicilio una solución rehidratante que se ingerirá en pequeñas cantidades cada 1-2 horas para completar un total de 2-3 litros/día. El sabor de la solución mejora si ésta está fría.  Agua hervida o embotellada: 1 litro + Bicarbonato: media cucharadita + Sal: 1 cucharadita + Azúcar: 2-3 cucharadas + Zumo de 2-3 limones.
-      Prepare agua de arroz tostado para la diarrea en casa: Prepare una infusión en base a media taza de arroz en 4 tazas de agua hirviente llevándolo a la ebullición, deje hirviendo a fuego lento por 20 minutos. Dejar que se reduzca a la mitad. Colar, añadir 3 cucharadas de azúcar y ½ cucharadita de sal. Sírvalo frío para tomar. 

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA INFECCIÓN GASTROINTESTINAL
- Hervir el agua no potable, para beber o cocinar.
- Lavado de frutas con abundante agua y verduras con vinagre blanco o limón y escurrir en agua.
- Evitar compartir alimentos de boca en boca con los chicos.
- Lavar y cocinar bien los alimentos.
- Lavar siempre las manos antes de preparar las comidas, después de ir al baño o cambiar pañales.
- Enseñar a los niños la importancia del lavado de manos para evitar la diseminación de infecciones.
- Mientras el niño presente síntomas deberá permanecer en el hogar y reiniciar sus actividades una vez curado.
- Desinfectar correctamente los baños (preferentemente con agua y cloro o Hipoclorito).
- No dejar que se acumule basura en el domicilio o peridomicilio.
- Evitar la presencia de insectos y animales en la cocina o alrededor de la mesa.
- Higienizar el chupete y la mamadera, y guardarlos en un lugar seguro, fuera del alcance de animales e insectos.
Mantener bien tapada la basura y evitar la contaminación de alimentos por moscas y otros insectos.
- Vacune contra el Rotavirus (Virus de la Gastroenteritis) en caso que el niño no tenga la vacuna, consulte con su personal de salud. 

SIGNOS DE ALARMA 
Consulte siempre que halla por lo menos un signo de alarma: 
- Si el llanto del niño se acompaña de palidez, sudoración, decaimiento intenso o rechazo de las tomas.
- Fiebre más de 38°C medido con termómetro.
- Vomita todo lo que come.
- Bebe mal o no puede beber.
- Irritabilidad o Somnolencia o letargo.
- Convulsiones.
- Dificultad para respirar o que respire muy rápido.
- Deposiciones diarreicas de alto gasto ( más de 8 deposiciones por día o más de 6 en las últimas 4 horas o 15cc/kg/h)
- Vómitos incoercibles (más 4 vómito en 1 hora).
- Vómitos de color verdoso, sanguinolentos o marrón oscuro (color cafe).
- Paciente que no mejore su estado de dehidratación a pesar de las maniobras de hidratación.
- Enfermedad grave conocida de base en el niño. 
- Diarrea con sangre o negra, o con moco o con pus
- Si ha estado expuesto a tóxicos.
- No orina en 8 horas. 
- Si presenta signos de deshidratación: Boca seca, ojos hundidos, piel seca, no tiene lagrimas, bajo nivel de energía o taquicardia o hipotensión, fontanela (mollerita) hundida.
- Dolor abdominal fuerte.
- Ha recibido un golpe en la cabeza o pudo estar expuesto a algún elemento tóxico.
- Dolor de cuello o rigidez de nuca o contactos conocidos de meningitis o encefalitis o infección cerebral.
- Ante cualquier duda o signo que considere grave consulte a su médico.