lunes, 21 de mayo de 2018

Recomendaciones de enfermedad diarreica aguda (EDA)

La Diarrea es una enfermedad caracterizada por deposiciones líquidas, náuseas, vómitos, malestar general o similares. Puede ser ocasionada por múltiples agentes infecciosos (virus, bacterias, hongos, parásitos intestinales) o por alteraciones funcionales intestinales (como Síndrome de Colon Irritable, consumo de laxantes u otros). Es una enfermedad generalmente autolimitada sólo con manejo hidratante oral.   

Autocuidados - Hervir el agua no potable, para beber o cocinar. Lavado de frutas con abundante agua y verduras con vinagre blanco o limón y escurrir en agua. Evitar compartir alimentos de boca en boca con los chicos. Lavar y cocinar bien los alimentos. Lavar siempre las manos antes de preparar las comidas, después de ir al baño o cambiar pañales. Enseñar a los niños la importancia del lavado de manos para evitar la diseminación de infecciones. Mientras el niño presente síntomas deberá permanecer en el hogar y reiniciar sus actividades una vez curado. Desinfectar correctamente los baños (preferentemente con agua y cloro o Hipoclorito). No dejar que se acumule basura en el domicilio o peridomicilio. Evitar la presencia de insectos y animales en la cocina o alrededor de la mesa. Higienizar el chupete y la mamadera, y guardarlos en un lugar seguro, fuera del alcance de animales e insectos. Mantener bien tapada la basura y evitar la contaminación de alimentos por moscas y otros insectos. Evite enviar al niño a guarderías si está enfermo. Vacune contra el Rotavirus (Virus de la Gastroenteritis) en caso que el niño no tenga la vacuna, consulte con su personal de salud. Especialmente si asiste a guarderías.

Lavarse las manos puede disminuir el riesgo de presentar, empeorar o transmitir la diarrea aguda. El 70% de las diarreas se deben a transmisión de agentes infecciosos por las manos y alimentos. Si va de viaje evite el consumo de alimentos mal preparados o en puestos de mal estado: el 40% de las Diarreas del viajero son a razón de esto. Mantener hidratado  al niño constantemente: Consuma abundantes líquidos y suero oral. No consuma antibióticos o antiparasitarios a menos que sean prescritos por su médico pues esto puede empeorar el cuadro de diarrea. Tome los medicamentos prescritos por su médico ordenados, cumpla horario y dosis. Tenga unos alimentos liviana y frecuentes a lo largo del día, con comidas no irritantes gastrointestinales que ayuden a la recuperación: Dieta Astringente. Asista a los programas de Prevención y Promoción en su EPS de manera regular.

No consumir -  No consuma alimentos altamente azucarados: no panela no azúcar, no gelatinas con sabor, bebidas azucaradas como Gatorada e hidratantes reportivos ni energizantes, no jugos de caja, no gaseosas. No alimentos condimentados. No comida de paquete o dulces. No jugos ácidos, no fritos, no embutidos, no huevo. No alimentos altos en grasas: fritos, embutidos, mantequilla, natas, frituras o paquetes. No consuma verduras o carnes crudas. No consuma lácteos: Leche, quesos, yougurts, y otros. No consuma chocolates. No consuma cítricos: Jugos de naranja, mandarina o limón o similares.

Consumir - Suero de Rehidaratación Oral  (SRO) pedialite o hidraplus o enterolite de 45s o 30s con Zinc u otras marcas. Agua aromática sin azúcar. Caldo de carne o pollo sin piel bajos en grasa y sales. Pescado cocido. Pasta o Arroz blanco, puré de papa o papa sin mantequilla o mayonesa, yuca cocida. Carne magra molida.  Jamón cocido sin grasa. Galletas de soda, pan tostado. Jugos: de Guayaba, Manzana, Pera, Durazno en agua sin azucar preferiblemente con cáscara. Pechuga de pollo sin piel.Coma algunos alimentos ricos en potasio, como plátanos (bananos), patatas (papas) sin cáscara y jugos de fruta. Zanahoria cocida.

Consuma comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de 3 comidas grandes. Las comidas también son ricas en agua y sales necesarias. Los niños menores de 6 meses deben ser alimentados e hidratados con lactancia materna de preferencia, si el niño rechaza el pecho se puede probar dar Suero de Rehidratación Oral 30s.

Administre líquidos -  Administre 10ml de líquido por cada 1kg del niño, por cada deposición que haga. En menor de 2 años: 50 a 100 ml después de cada deposición acuosa (1/4 a ½ taza) y en mayor de 2 años: 100 a 200 ml después de cada deposición acuosa (1/2 a 1 taza). Si el niño vomita, esperar 10 minutos y después continuar dándole líquidos, pero más lentamente.

Prepare su propio SRO en casa en caso que no contar con acceso al mismo: Preparar en el domicilio una solución rehidratante que se ingerirá en pequeñas cantidades cada 1-2 horas para completar un total de 2-3 litros/día. El sabor de la solución mejora si ésta está fría.  Agua hervida o embotellada: 1 litro + Bicarbonato: media cucharadita + Sal: 1 cucharadita + Azúcar: 2-3 cucharadas + Zumo de 2-3 limones.

Prepare agua de arroz tostado para la diarrea en casa: Prepare una infusión en base a media taza de arroz en 4 tazas de agua hirviente llevándolo a la ebullición, deje hirviendo a fuego lento por 20 minutos. Dejar que se reduzca a la mitad. Colar, añadir 3 cucharadas de azúcar y ½ cucharadita de sal. Sírvalo frío para tomar. 

Signos de alarma - Si el llanto del niño se acompaña de palidez, sudoración, decaimiento intenso o rechazo de las tomas. Fiebre más de 38°C medido con termómetro. Vomita todo lo que come.  Bebe mal o no puede beber. Irritabilidad o Somnolencia o letargo.  Convulsiones. Dificultad para respirar o que respire muy rápido. Deposiciones diarreicas de alto gasto ( más de 8 deposiciones por día o más de 6 en las últimas 4 horas o 15cc/kg/h). Vómitos incoercibles (más 4 vómito en 1 hora). Vómitos de color verdoso, sanguinolentos o marrón oscuro (color cafe). Paciente que no mejore su estado de dehidratación a pesar de las maniobras de hidratación. Enfermedad grave conocida de base en el niño. Diarrea con sangre o negra, o con moco o con pus. Si ha estado expuesto a tóxicos. No orina en 8 horas. Si presenta signos de deshidratación: Boca seca, ojos hundidos, piel seca, no tiene lagrimas, bajo nivel de energía o taquicardia o hipotensión, fontanela (mollerita) hundida. Dolor abdominal fuerte. Ha recibido un golpe en la cabeza o pudo estar expuesto a algún elemento tóxico. Dolor de cuello o rigidez de nuca o contactos conocidos de meningitis o encefalitis o infección cerebral. Ante cualquier duda o signo que considere grave consulte a su médico. 
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en la web. Ver políticas de Cookies Entendido